lunes, 5 de febrero de 2018

CENTRO DE ORIENTACIÓN FAMILIAR RONDA 110. GRANADA.


13 de abril de 1993 - 13 de abril de 2018


Centro de Orientación Familiar RONDA 110
Delegación de Pastoral Familiar
Diócesis de Granada




sábado, 3 de febrero de 2018

PALABRA DE VIDA DE FEBRERO DE 2018.

«Al que tenga sed yo le daré de la fuente del agua de la vida gratuitamente» (Ap 21, 6).
El apóstol Juan escribe el Libro del Apocalipsis para consolar y animar a los cristianos de su tiempo ante las persecuciones que se habían difundido en aquella época. Este libro, lleno de imágenes simbólicas, revela la visión de Dios sobre la historia y su cumplimiento final: su victoria definitiva sobre todo poder del mal. Este libro es la celebración de una meta, de un fin pleno y glorioso que Dios destina a la humanidad.
Es la promesa de la liberación de todo sufrimiento: Dios mismo «enjugará toda lágrima [...], y no habrá ya muerte ni habrá llanto, ni gritos ni fatigas» (Ap 21,4).
«Al que tenga sed, yo le daré de la fuente del agua de la vida gratuitamente».
Esta perspectiva tiene sus brotes en el presente para quienes ya hayan comenzado a vivir buscando sinceramente a Dios y su Palabra, que nos manifiesta sus proyectos; para quien siente arder en él la sed de verdad, de justicia y de fraternidad. Sentir sed, estar en búsqueda es para Dios una característica positiva, un buen inicio, y Él nos promete incluso la fuente de la vida.

La imagen es de la red
El agua que Dios promete se ofrece gratuitamente. De modo que no solo se ofrece a quien espera ser grato a los ojos de Él con su esfuerzo, sino a cualquiera que sienta el peso de su debilidad y se abandone a su amor con la seguridad de ser sanado y de encontrar así la vida plena, la felicidad.
Preguntémonos pues: ¿de qué tenemos sed? Y ¿a qué fuentes vamos a apagarla?
«Al que tenga sed, yo le daré de la fuente del agua de la vida gratuitamente».
Quizá tengamos sed de que nos acepten, de tener un lugar en la sociedad, de realizar nuestros proyectos... Aspiraciones legítimas pero que pueden empujarnos a los pozos contaminados del egoísmo, de la cerrazón en nuestros intereses personales e incluso al abuso sobre los más débiles. Las poblaciones que sufren la escasez de pozos con agua pura conocen bien las consecuencias desastrosas de la carencia de este recurso indispensable para garantizar vida y salud.

La imagen es de la red
Y sin embargo, excavando más adentro en nuestro corazón, encontraremos otra sed que el mismo Dios ha puesto ahí: vivir la vida como un don recibido y que hay que dar. Acudamos, pues, a la fuente pura del Evangelio, liberándonos de esos detritus que tal vez la recubran, y dejémonos transformar también nosotros en fuentes de amor generoso, acogedor y gratuito para los demás, sin pararnos ante las inevitables dificultades del camino.
«Al que tenga sed, yo le daré de la fuente del agua de la vida gratuitamente».
Además, cuando ponemos en práctica entre cristianos el mandamiento del amor recíproco, permitimos a Dios intervenir de un modo muy especial, como escribe Chiara Lubich:
«Cada instante en que tratamos de vivir el Evangelio es una gota de esa agua viva que bebemos. Cada gesto de amor por nuestro prójimo es un sorbo de esa agua. Sí, porque esa agua tan viva y preciosa tiene esta particularidad: brota en nuestro corazón cada vez que lo abrimos al amor por todos. Es una fuente -la de Dios- que da agua en la medida en que su veta profunda sirve para calmar la sed de los demás con pequeños o grandes actos de amor. [...]Y si seguimos dando, esta fuente de paz y de vida dará agua cada vez más abundante, sin secarse nunca. Y hay otro secreto más que Jesús nos reveló, una especie de pozo sin fondo al que acudir. Cuando dos o tres se unen en su nombre, amándose con su mismo amor, Él está en medio de ellos. Y entonces nos sentimos libres, llenos de luz, y torrentes de agua viva brotan de nuestro seno. Es la promesa de Jesús, que se hace realidad porque de Él mismo, presente en medio de nosotros, mana agua que quita la sed para la eternidad».

LETIZIA MAGRI 

miércoles, 10 de enero de 2018

CURSOS DE FORMACIÓN AL MATRIMONIO Y A LA VIDA DE FAMILIA 2018. DIÓCESIS DE GRANADA.

Actualizado el 10 de enero de 201


PROPUESTAS DE CURSOS PARA  2018 CASA DIOCESANA DE LA FAMILIA:

Marzo 2018: Sábado 3 y domingo 4.  COMPLETO
Junio  2018: Intensivo de fin de semana  15, 16 y 17  (viernes, sábado y domingo).
Septiembre 2018: Intensivo de fin de semana  7, 8 y 9    (sábado y domingo).
Noviembre 2018:De fin de semana: Sesiones días 19 y 17  (sábados).

INFORMACIÓN:
PARA INSCRIPCION EN LOS CURSOS DE LA CASA DE LA FAMILIA.
Miércoles de 11:00 a 13:00.
Jueves de 18:00 a 20:00
Teléfono 958 20 41 75. 

Dejar mensaje en el contestador indicando claro el número de teléfono en el que se puede contactar y os llamamos.

OTRA INFORMACION:

CASA DIOCESANA DE LA FAMILIA
Camino de Ronda 132
(Entrada por C/ Sol)



PROPUESTAS DE OTROS CURSOS PARROQUIAS DE GRANADA PARA 2018 DE LAS QUE TENEMOS DATOS





Para ir al archivo en PDF clicar AQUI

SEMANA DE ORACION POR LA UNIDAD DE LOS CRISTIANOS 2018.

Actos en Granada
Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos



PALABRA DE VIDA DE ENERO DE 2018.

«Tu diestra, Señor, es magnífica en poder» (Ex 15, 6).
La Palabra de vida de este mes recoge un versículo del himno de Moisés, un pasaje del Antiguo Testamento en el que Israel ensalza la intervención de Dios en su historia. Es un canto que proclama la acción decisiva de Dios para la salvación del pueblo durante el largo recorrido desde la liberación de la esclavitud en Egipto hasta la llegada a la tierra prometida.
Es un camino que conoce dificultades y sufrimiento, pero que se realiza bajo la guía segura de Dios y mediante la colaboración de unos hombres, Moisés y Josué, que se ponen al servicio de su designio de salvación.
«Tu diestra, Señor, es magnífica en poder».
Cuando pensamos en el poder, lo asociamos fácilmente a la fuerza del poder, que suele ser causa de abusos y conflictos entre personas y entre pueblos. En realidad, la palabra de Dios nos revela que el verdadero poder, tal como se manifestó en Jesús, es el amor. Él recorrió toda su experiencia humana hasta la muerte para abrirnos el camino de la liberación y del encuentro con el Padre. Gracias a Él se manifestó el poderoso amor de Dios por el hombre.
«Tu diestra, Señor, es magnífica en poder».
Si nos miramos a nosotros mismos, hemos de reconocer con franqueza nuestras limitaciones. La fragilidad humana es una realidad innegable en todas sus expresiones: física, moral, psicológica y social. Y aquí es precisamente donde podemos experimentar el amor de Dios. En efecto, Él quiere la felicidad para todos los hombres, sus hijos, y por eso está siempre disponible a ofrecer su ayuda poderosa a todos los que se ponen dócilmente en sus manos para construir el bien común, la paz y la fraternidad.
La imagen es de la red
Esta frase ha sido elegida sabiamente para celebrar en este mes la «Semana de oración por la unidad de los cristianos». Cuánto sufrimiento hemos sido capaces de infligirnos mutuamente en estos siglos, ahondando grietas y sospechas, dividiendo comunidades y familias.
«Tu diestra, Señor, es magnífica en poder».
Necesitamos pedir mediante la oración la gracia de la unidad, como un don de Dios; al mismo tiempo podemos también ofrecernos para ser instrumentos del amor de Dios para construir puentes. Con ocasión de un congreso en el Consejo Ecuménico de las Iglesias en Ginebra en 2002, Chiara Lubich fue invitada a ofrecer su pensamiento y su experiencia, y dijo:
«El diálogo se desarrolla de este modo: ante todo nos ponemos en el mismo plano que nuestro interlocutor, quienquiera que sea; luego lo escuchamos haciendo el vacío completo dentro de nosotros... De este modo acogemos al otro en nosotros y lo comprendemos... Porque así, escuchado con amor, el otro es estimulado a oír también nuestra palabra».

La imagen esta tomada del cartel de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2018
En este mes aprovechemos nuestros contactos diarios para afianzar o recuperar relaciones de afecto y amistad con personas, familias o grupos pertenecientes a Iglesias distintas de la nuestra.
Y ¿por qué no extender nuestra oración y nuestra acción también a las fracturas dentro de nuestra propia comunidad eclesial, como también en la política, en la sociedad civil y en las familias? Podremos testimoniar también nosotros con alegría: «Tu diestra, Señor, es magnífica en poder».

LETIZIA MAGRI 

sábado, 30 de diciembre de 2017

JORNADA DE LA FAMILIA 2017.

"La familia,
hogar que acoge, acompaña y sana"

EUCARISTÍA DE LA SAGRADA FAMILIA

31 de diciembre de 2017
12:30 horas
SANTA IGLESIA CATEDRAL


JORNADA DE LA SAGRADA FAMILIA

31 de diciembre de 2017

El lema para celebrar la Jornada de la Sagrada Familia en la Iglesia que peregrina en España es “La familia, hogar que acoge, acompaña y sana”.
La solemnidad de la Natividad del Señor tiene como su continuación en la fiesta de la Sagrada Familia de Nazaret que celebraremos el próximo domingo 31 de diciembre.
Dios se ha hecho carne en las entrañas de María siempre Virgen, y ha nacido en Belén para nuestra salvación. Contemplar cómo María lo envuelve en pañales y lo recuesta en el pesebre (Lc 2, 7) es un modo privilegiado de comprender cómo cada familia acoge la vida humana, la cuida y la acompaña desde su concepción.
Como nos recuerda el papa Francisco, junto a María destaca la figura de san José. «Él cuidó y defendió a María y a Jesús con su trabajo y su presencia generosa, y los liberó de la violencia de los injustos llevándolos a Egipto» (Laudato si’, n. 242). De este modo queremos fijar en ese domingo nuestra mirada en Jesús, María y José, y adorar el misterio de un Dios que quiso nacer de una mujer, la Virgen santísima, y entrar en este mundo por el camino común a todos los hombres. Demos gracias a Dios por este gran misterio de la Sagrada Familia, que ilumina todo hogar cristiano y llena a la humanidad entera de esperanza y alegría.

jueves, 14 de diciembre de 2017

CAPACITACIÓN PROYECTO ÁNGEL GRANADA.

Desde la Delegación de Pastoral Familiar y Vida y en colaboración con la asociación Spei Mater, establecida en nuestra Diócesis, se ofreció el pasado día 24 y 25 de Noviembre una Capacitación para conocer el Proyecto Ángel.


Proyecto Ángel está dirigido a mujeres con un embarazo imprevisto o en dificultades: ya sea  por motivos de presión del entorno, un diagnostico complicado, motivos económicos, laborales, familiares, sociales o personales. Desde este se le ofrecerán aquellas alternativas y ayudas que puedan serle necesarias, centrándose principalmente en una ayuda personal y espiritual.
Proyecto Ángel se entiende, como un trabajo en red entre las tres figuras que lo componen: el rescatador, el facilitador y el ángel, además de otros intervinientes externos como pueden ser instituciones públicas, profesionales o el brazo siempre tendido de las Caritas Parroquiales y la Caritas Diocesana.
Proyecto Ángel es un proyecto eclesial, abierto a cualquier persona, a cualquier parroquia, donde el proceso se deviene en personal, de persona a persona, evocando el encuentro entre María e Isabel.
Proyecto Ángel es a su vez un apostolado de la iglesia, como otro medio de evangelización, que sale al encuentro de aquellos que sufren , se encuentren donde se encuentren, estén viviendo la situación que estén viviendo, con la única intención de ofrecerles  esperanza que se desprende del amor que Dios les tiene.


La respuesta a esta convocatoria fue muy buena, se inscribieron 39 personas. La propuesta del proyecto nos la hizo Dª María José mansilla, Presidenta de Spei Mater España y el padre Jesús Chavarría, Consiliario nacional de dicha asociación.  El desarrollo de la capacitación abarcó la tarde del viernes y todo el sábado completo.

Tras dejar unos días de reflexión a cada uno de los participantes, han sido convocados para el próximo día 18 de Diciembre, con la intención de escuchar su respuesta, disponibilidad y desde ahí iniciar el periodo formativo para poder constituir el grupo de Proyecto Ángel en la Diócesis de Granada.

Anuncio Capacitación Proyecto Ángel Granada

domingo, 10 de diciembre de 2017

CURSO AMOR HUMANO, MATRIMONIO Y FAMILIA. SEMESTRE DE PRIMAVERA.

SEMESTRE PRIMAVERA
Enero a Junio del 2018

LUGAR
Centro de Estudios
“La Inmaculada”
Avda. de Joaquina Eguaras, 114. 18011 – GRANADA

MÁS INFORMACIÓN E INSCRIPCIÓNES

Responsables del Curso
Antonio Luis 639440193 y Rut 626742287


El objetivo de estos cursos es poder ofrecer una formación adecuada sobre el amor humano, el matrimonio y la familia. Su inspiración procede de la doctrina pontificia reciente en esta temática, teniendo en cuenta especialmente la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia del Papa Francisco.
El curso va dirigido a adultos que van a trabajar en acompañamiento a las familias en sus parroquias o en sus movimientos apostólicos. También está abierto a cualquier adulto que quisiese iniciar este camino formativo en la realidad del amor humano, matrimonio y de la familia según el sentir de la iglesia, con la intención de poder ofrecer lo que recibe, posteriormente, en su realidad parroquial, movimiento apostólico, o en los distintos proyectos de la Delegación de Pastoral Familiar y Vida.
Se piensa en atender a la familia completa, por lo que se procurará la acogida de los hijos, que serían atendidos por un grupo de monitores, ofreciéndoles una formación con medios y métodos adecuados a sus edades, durante el desarrollo de los cursos.
Número de plazas limitado: 50 plazas
Fecha de Inicio: Sábado, 13 de Enero del 2018
Lugar: Centro de Estudios “La Inmaculada”
Avda. de Joaquina Eguaras, 114.
18011 – GRANADA
La matricula incluye la asistencia a las asignaturas, la realización de los trabajos correspondientes, así como el derecho a recibir los materiales de las distintas asignaturas que se impartirán en el semestre. La obtención del certificado, diploma o título que corresponda, exige la asistencia presencial al curso, así como la superación de las citadas pruebas.
Para quienes vayan a cursar los dos años de formación, en el primer mes, del segundo semestre, deberán escoger un trabajo de final de Curso, de una extensión entorno a cuarenta páginas, se les asignará un tutor para ese trabajo, y obtendrán la calificación correspondiente.
Precio de matrícula y asignaturas del semestre:
Por persona 125 euros / Por matrimonio 210 euros.
Matrícula por asignatura suelta (un sábado, 9 horas): 25 €.
Matriculación:
La matricula se hace rellenando cada uno de los campos del modelo, que adjuntamos, lo han de remitir por correo electrónico a cursoamorhumano@gmail.com
Al hacer el ingreso del importe de la matricula, en el número de cuenta que se indica: Banco Popular ES20 0075 0010 0106 0627 2495, se solicitará un duplicado para entregarlo al iniciar el curso.

Para descargarse el impreso de matriculación
pinchar AQUI
Importante: 27 de Diciembre, tope de matriculación.
La no asistencia a un mínimo del 80% de los créditos anuales inválida la obtención del título.
Para evaluar la formación: Tras la finalización de cada asignatura se facilitara una evaluación de esta, que se ha de entregar, obligatoriamente, en la siguiente asignatura.
Calendario y Horarios de las asignaturas:
2º SÁBADO de MES de 9.30 a 14.30 horas y de 16.00 a 20.00 horas.
Habrá actividades complementarias gratuitas en el Curso de Amor Humano, Matrimonio y Familia un MIERCOLES al mes de 18.00 a 20.00 que se desarrollaran en Arzobispado, Plaza Alonso Cano, s/n.

Calendario
Sábado
Miércoles
ENERO
13
17
FEBRERO
10
21
MARZO
10 y 24
14
ABRIL
14
18
MAYO
12
16
JUNIO
8
12

XVIII ENCUENTRO DE MATRIMONIOS DE HOGARES NUEVOS EN GRANADA.

Nos cuentan Mabel y Lalo de la comunidad de HN de Ogíjares del XVIII Encuentro de Matrimonios de Hogares Nuevos en Granada, noticia que nos llena de alegría y que compartimos con gusto en el Blog de Pastoral Familiar.

“Hemos tenido el privilegio de vivir el XVIII Encuentro de Matrimonios de la Archidiócesis de Granada, que ha tenido lugar los días 11 y 12 de noviembre, esta vez en casa propia, en la Casa San Juan Pablo II, en la localidad de La Zubia, ganando mucho en comodidad, organización y tiempos, al no dependerse de terceros para celebrar este Encuentro, y desde luego, con el buen trabajo de los tres matrimonios voluntarios en la cocina, pues Dios también anda entre fogones y ollas, como decía Santa Teresa de Ávila. Volver de nuevo a un Encuentro, es siempre una experiencia gratificante para nuestro matrimonio, tanto en conjunto como individualmente. Suponen esas jornadas, hacer un alto en el camino y pararse ante la sucesión rutinaria de quehaceres que trae el día a día, para encontrarse uno consigo mismo, reencontrarse con el esposo o esposa, y convivir y celebrar en Comunidad, poniendo a disposición y gratuitamente los dones y carismas que gratis hemos recibido, para que sirvan a otros matrimonios como a nosotros nos sirvieron en su día. Evidentemente cuando ya se toma parte en un Encuentro, no como matrimonio invitado, sino como participante en el equipo, se disfrutan aún más si cabe todos y cada uno de los momentos que transcurren.
Confirmamos como  el Espíritu Santo ha sido del todo generoso con todos y cada uno de los seis matrimonios participantes; matrimonios de diversas edades, desde los más jóvenes dentro de la treintena de años, hasta los más mayores y longevos acercándose a sus bodas de oro.


Ya desde el comienzo del Encuentro, cuando cada matrimonio iba llegando puntualmente a la cita del día 11, se vio buena sintonía y disposición en todos los asistentes, dejando que todo fluyera con la normalidad y entregándose por entero a lo que vendría después. Es de destacar, las palabras de sorpresa amable y gratificante, prácticamente desde el comienzo. Llegaron entregados, y salieron plenos…. bueno, llegamos entregados y salimos plenos, mejor así, pues fue general para todos.                
Tomar parte en este Encuentro ha sido todo un regalo para nosotros pues lo hicimos con el tema que a nosotros especialmente nos conmovió en su día, en aquel XVI Encuentro de Matrimonios que hicimos allá por noviembre del año 2015.  Desde aquellos días en que fuimos conociendo a Hogares Nuevos, hasta hoy ya con el XVIII Encuentro celebrado en Granada, afirmamos con rotundidad que, cuando hemos sido capaces de abrirle a Dios de par en par las puertas de nuestras vidas y corazones, el matrimonio y la familia que somos no ha dejado de enriquecerse, y de aprender a mejorar desde el esfuerzo hacia otras metas más enriquecedoras y más altas, como la de perseguir la deseada “santidad” a la que estamos llamados. En contraprestación a las excusas de otro tiempo, tuvimos que hacer el discernimiento de dar el paso al frente y de ponernos en camino, con disponibilidad, en la medida en la que se puede y siempre que se puede, con vocación de servicio y de servir para ser apóstoles de la familia, gracias a la mediación e intercesión de María “Reina de la Familia”, para poder ir dando respuestas a las situaciones que se nos presentan y, poder acompañar más conveniente y sensatamente a las personas de nuestro entorno que nos lo requieran. ¡Ora et Labora!.